AZUCAR ¿ SI o No?

No me gusta ser la agua fiestas que trae malas noticias pero siento la necesidad de aclarar un concepto comúnmente erróneo: No hay algo ni siquiera parecido a un AZUCAR SALUDABLE. A tu cuerpo no le interesa si es “orgánica”, “refinada” o “natural”, y tampoco le importa si la famosa Gwyneth Paltrow afirma que es adecuado para el consumo infantil.

Respira profundo y relájate antes de sacar conclusiones, veamos un poco de la ciencia detrás de esto.

Primero que nada: Toda azúcar es azúcar. No es un secreto que consumir grandes cantidades de azúcar tiene definitivamente efectos negativos en tu salud vinculados a la obesidad, diabetes y el riesgo de enfermedades del corazón, solo por nombrar algunas. Claro que necesitas carbohidratos, que incluyen ambas azucares simples y complejas, para que tu cuerpo pueda convertirlas en energía. Pero son las azucares agregadas que endulzan algunas de tus comidas favoritas y bebidas en las que debes poner atención y cuidarte.

Entonces ¿por qué azucares agregadas como la de néctar de agave, miel artesanal, azúcar de palma de coco, no son realmente saludables? Según el Dr. Marion Nestle, Professor de nutrición, del departamento de estudios de los alimentos y la salud publica de la universidad de Nueva York, mantiene que “el azúcar es azúcar” sin importar que tipo de azúcar consumas, puede ser azúcar de mesa o miel de maple lleno de vitaminas y minerales, de cualquier forma el azúcar en la sangre se eleva.

El Dr. Jaimie Davis, profesor del departamento de ciencias de la nutrición en la Universidad de Texas en Austin, explico, “Ultimadamente, todas las azucares tienen los mismo efectos en obesidad y problemas metabólicos. No hay datos que sugieran que si consumes mas calorías de la miel, tu aprovechamiento en el cuerpo sea diferente”

Y por azúcar, se refieren a combinación de fructosa y glucosa.

A lo que normalmente nos referimos como azúcar de mesa es realmente sucrosa, un compuesto de 50 porciento glucosa y 50 fructosa. La mayoría de los endulzantes incluyendo los llamados “sanos” , contienen alguna proporción de glucosa y fructosa, la cual dispara reacciones clave en tu cuerpo.

Kristin Kirkpatrick, Nutriólogo y Gerente de los servicios de bienestar y nutrición del instituto clínico de Cleveland, dijo que cuando consumes azúcar, el proceso metabólico comienza en el momento que el azúcar alcanza tu boca. Pero la mayoría es finalmente absorbida por el intestino delgado, donde el azúcar es metabolizada y absorbida en tu sangre. Las enzimas del estomago convierten el azúcar en glucosa, la forma de energía preferida por tu cuerpo. Mientras puede proveer a tus células con combustible, algo que tu cuerpo y cerebro necesitan para su funcionamiento; la glucosa puede causar ganar peso en exceso. Esta eleva tu insulina y el nivel de azúcar en tu sangre, además es absorbido y usado rápidamente. “La insulina es el chaperón que lleva a el azúcar tus células donde – después tu cuerpo toma inmediatamente lo que necesita – es transformado en glucógeno, almacenado y listo para ser usado por el cuerpo como energía”, explicó.

La Fructosa o “azúcar de frutas”, es metabolizada diferente, ya que el hígado hace casi todo el trabajo de metabolizar y tus niveles de insulina no se disparan tanto como cuando consumes glucosa (esto se debe a un menor índice glicémico de la fructosa). Eso hace sonar la fructosa como mejor que la glucosa, pero no es verdad: la insulina se dispara y la respuesta hormonal le dice a tu cerebro que estas lleno. La fructosa no provoca esta reacción, entonces es fácil que comas de mas. Los efectos del azúcar alto en fructosa es un tema controversial en el mundo de la nutrición, ya que la fructosa es acusada algunas veces por algunas reacciones a condiciones de salud, como el aumento de LDL (colesterol malo), resistencia a la leptina, aumento de acido úrico. Fructosa puede ser tolerada es raciones pequeñas pero mas y mas investigaciones se están haciendo para determinar si esas pequeñas raciones te ponen en riesgo de tener desordenes metabólicos como resistencia a la insulina.

maple_syrup

Mientras el azúcar nunca es “saludable” puedes adoptar consientes hábitos de consumo de azúcar. El problema con las llamadas azucares “saludables” ( como el néctar de agave) es el efecto de saber que es según saludable, lo que hace que la gente se sienta bien y coma mayores cantidades de estas. Aunque también hay personas que usan miel y néctar de agave que son mas consientes de su salud, por tanto eligen utilizar menos cantidades y obtener beneficios. Y esa es exactamente la clave cuando se trata del azúcar: consume menos de ella.

No importa si el azúcar es de melaza orgánica o azúcar morena – es la CANTIDAD lo que hace la DIFERENCIA.

En cuanto a tratar de descifrar entre azucares con alto contenido de glucosa o fructosa, en realidad es un escenario de “elige tu veneno”. No tienes que dejar de comer azúcar así de jalón, pero si limitar su consumo

 

 

 

Anuncios

One thought on “AZUCAR ¿ SI o No?

  1. Me encantó el artículo!! Azúcar es azúcar, escoge tu veneno, sólo la cantidad hace la diferencia…. Frases que se quedan… Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s